Cuando te dicen Omega 3 ¿el salmón vino a tu mente? Es probable que si. Muchas personas piensan que este maravilloso antioxidante sólo se encuentra en los pescados azules y en sus aceites, pero no es así.

Los Omegas son ácidos grasos que son benéficos para la salud del ser humano. El beneficio o el perjuicio dependen en gran medida de la dosis, es decir de la cantidad y frecuencia con la que los incluyas en tu plato.

¿El cuerpo produce Omegas?

No, los seres humanos somos incapaces de sintetizarlos, por lo tanto, necesitamos cubrir nuestro requerimiento con fuentes externas, es decir con los alimentos. Existe una diferencia entre los Omegas y el colesterol ya que este último es un lípido que no sólo está en lo que comemos si no también lo producimos ¿Lo sabías?

Omega 3 y Omega 6 ¿cómo los encuentro?

Aquí te va una explicación más completa. Existen 3 tipos de Omega 3: ALA (ácido alfa linoléico), EPA (ácido eicosapentanóico) y DHA (ácido docosahexanóico). Los tres pertenecen a la misma familia, pero se obtienen de alimentos distintos.

Por ejemplo, ALA está en semillas de la linaza, chía y en nueces. EPA y DHA está en pescados y algas. De hecho, un dato curioso es que los pescados lo obtienen de su alimento, osea de las algas.

La buena noticia es que a partir de ALA podemos sintetizar o producir EPA y DHA. Así que ya sabes que las semillas no pueden faltar en tu plato.

Lo que es muy importante y no debemos perder de vista es que los excesos en tu dieta de otro tipo de lípidos llamados Omega 6, también pueden tener un impacto negativo en la síntesis de Omega 3 porque comparten rutas metabólicas, osea compiten en la creación de este último. Como lo decía anteriormente, la clave está en la dosis.

Puedes encontrar Omega 6 en alimentos como el huevo, aceites, pollo, leche y algunas otras semillas.

¡Ya sé, es muuucha información! Lo que hay que retener es que debería haber un equilibrio entre tu ingesta de Omega 3 y Omega 6.

Y las cápsulas de Omega ¿son necesarias?

Aún no hay evidencia suficiente y concisa sobre los beneficios de la suplementación con EPA Y DHA. A pesar de esto, existen algunas hipótesis que pudiera ser benéfica en ciertos casos como para personas con riesgo a padecer enfermedades del corazón, niños con TDAH y en personas con alto riesgo a tener enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer (para prevenir el daño cognitivo).

La decisión de tomar o no suplementos depende del criterio de tu Médico tratante en base a tu estado actual de salud, tu dieta y el estilo de vida que llevas.

¡Ojo con la suplementación innecesaria! No se trata de tomar chochos así nada más, se trata de tomarlos cuando son indispensables por ejemplo cuando tu dieta es carente, desequilibrada y cuando tienes un padecimiento específico que requiere de la vitamina, mineral o antioxidante en cuestión.

Antes de ir a la farmacia, por favor infórmate de fuentes confiables y sobre todo disfruta de un plato lleno de colores y sabores provenientes de alimentos nutritivos ricos en omega 3 y 6.

Ya puedes encontrar mi ebook Alguien en casa quiere comida vegetariana en Amazon MéxicoAmazon EspañaApple books y Kobo.

Una guía para ayudar a ese miembro especial de la familia que quiere dejar de comer carne.

Soy Licenciada en Nutrición (UAEM - México), Master en Nutrición Clínica (UVM - México) y MBA en Marketing y Comunicación de la Salud (IAE Paris 1 Sorbonne - Francia). Tengo más de 12 años ayudando a personas alrededor del mundo a mejorar su calidad de vida a través de la alimentación.