MITO O REALIDAD.

En este artículo hablaremos de la moda y las modelos que vemos en las pasarelas, con sus cuerpos esbeltos y sus atuendos espectaculares. Y para hacerlo aún más interesante, me di a la tarea de hacer una encuesta a algunas modelos europeas. Lo que realmente quisiera que leyeras es diferente al típico “las modelos son delgadas y tienen trastornos de alimentación”. Me gustaría que mi pluma lograra reflejar otra parte de lo que existe detrás del trabajo y el estilo de vida de una modelo profesional. 

No se hablará únicamente de ese porcentaje de modelos de tallas extra pequeñas y lo que la televisión y las revistas nos venden, pues aunque en el mundo del modelaje observamos este patrón constantemente, eso no quiere decir que sea el único que existe. Me refiero a la delgadez extrema y todo lo que está detrás de ella: estrés, exigencia, hábitos alimentarios; todos englobados en tres palabras: “estilo de vida”. Mi objetivo es ser la portavoz de aquellas modelos que hacen su trabajo de manera natural, sin caer en las consecuencias extremas que las llevan a deteriorar su salud gravemente.

Este artículo cobra vida tras una encuesta que se realizó a varias modelos de Hungría e Italia, pertenecientes a las agencias “The Fashion Model Managment”, “Martina” y “Brave”. Las respuestas que se presentan a continuación son parte de la experiencia de estas mujeres ante el tema de las dietas en la industria del modelaje.

La primera pregunta aborda la incógnita de si la extrema delgadez de algunas modelos está ligada a sus hábitos alimenticios, su estilo de vida o bien, a algunos factores biológicos, y/o hereditarios.

De acuerdo a la opinión de una de las modelos entrevistadas, existe un factor llamado “metabolismo acelerado” que determina que el peso de la persona sea siempre el mismo a pesar de la calidad de los alimentos que se eligen para ser ingeridos. Esto significa que, a pesar de todos sus esfuerzos para subir de peso, no lo consiguen. Pese a que pareciera increíble, esta condición metabólica existe. He visto un par de casos en mis más de diez años de experiencia como Nutrióloga Clínica. Se llaman, en otras palabras, “genes privilegiados”;sin embargo, muchas veces, esta situación no representa un sinónimo de salud.

Respecto a la misma pregunta, otra modelo comentó que su estilo de vida cambió debido al modelaje, pues fue gracias a él que comenzó a ingerir comida más saludable, por lo tanto, comenzó a ser más delgada pero sin descuidar demasiado su peso o su salud.

La segunda pregunta tiene que ver con el ambiente laboral en el que las modelos se desenvuelven , es decir, todas las circunstancias que rodean el núcleo de trabajo de estas mujeres y cómo estos factores pueden alterar su estilo de vida.

Muchas de las modelos aseguraron que disfrutaban el ambiente laboral que las rodeaba. Aún con el estrés que conlleva ser modelo, la mayoría concuerda que el amor que tienen por el modelaje las ha mantenido firmes en su carrera, por lo que seguir cierto régimen alimenticio no implica un gran esfuerzo para ellas ya que su principal “material” de trabajo es su cuerpo.

En cuanto al ambiente laboral que las rodea, estos son algunos de los elementos más comunes: las llamadas a última hora para castings, las largas esperas para sesiones de fotos, el contacto con algunas modelos con trastornos (psicológicos principalmente), o bien, con modelos que llevan un estilo de vida saludable.

En la tercera pregunta, se les pidió a las modelos que explicaran con sus propias palabras la existencia de desórdenes alimenticios dentro de su profesión. Una de las respuestas que más me hizo reflexionar acerca de los hábitos dietéticos en el modelaje fue: “En lo personal, pienso que es un problema existente, aunque menos común de lo que la gente piensa. Sin embargo, hay diferentes tipos de modelos, no todo el mundo tiene que ser demasiado esbelto para trabajar bien”.

Otras de las respuestas fueron:

“Aunque los desórdenes alimenticios no son tan comunes como la gente cree, la presión es grande en todas aquellas modelos que deben mantener ciertas medidas. Sin embargo, conozco a muchas personas que están comiendo saludablemente incluso al seguir sus dietas alimenticias”.

“Tiendo a rodearme de personas con comportamientos saludables”. Mis amigas modelos son amables y cuidadosa, pero conocí a algunas modelos que comían muy poco para “mantenerse en forma”. Como modelos tenemos que hacer frente a muchos compromisos durante lapsos prolongados de tiempo, si no comemos correctamente y tenemos un estilo de vida poco saludable, en algún momento simplemente “caeremos” y los agentes o clientes no quieren eso, tenlo por seguro.

La cuarta y última pregunta que se les hizo fue acerca de cúal era el desorden alimenticio más común en su profesión. Dentro de las principales están la anorexia, bulimia, comedor compulsivo, vigorexia, etc. De acuerdo a las respuestas, la anorexia lidereó los resultados, seguida, con muy poca diferencia, por la bulimia.

Así, podemos concluir este artículo, acotando que los trastornos alimenticios pueden emerger dentro del modelaje por las exigencias del medio, ya que este entorno atrae seres humanos estéticamente bellos, sin embargo, eso no quiere decir que todas las modelos se alimentan de forma inadecuada. También es importante recalcar que dichos desórdenes no pertenecen única y estrictamente al medio del modelaje.

Y tú, ¿sabías que estos problemas no son tan comunes como pensábamos? ¡Déjanos tu opinión!  

Este artículo fue escrito como contribución a Popurri Gurú Blog

www.popurri.com.mx

Comentarios

comentarios