Si eres de los que adoran beber refresco el día entero y quieres hacer algo para cambiar este hábito entonces ¡este artículo justo es para ti! 

Escribí  10 claves  que te ayudarán a  disminuir tu ingesta de refresco, espero te sean útiles:

1.      Prefiere presentaciones pequeñas de refresco. Actualmente, existen algunas presentaciones (de lata o botella) de la mitad de la porción. Entonces, si  disminuyes el tamaño de la porción, aunque bebas la misma cantidad (en latas), estarás consumiendo menos azúcar.

2.      Si eres fanático del refresco, un buen cambio es consumirlo con menor frecuencia, por ejemplo: si habitualmente bebes refresco 3 o 4 veces por semana, un gran cambio sería disminuir su consumo a 1 vez a la semana.

3.      Prefiere el consumo de agua, en vez de refresco. Beber más agua te ayudará a realizar todas las actividades metabólicas en las células de tu cuerpo y te hidratará mucho más que consumir refresco. Si eres de los que “no les gusta beber agua simple”, entonces prueba con limón o jamaica y endulza con 1 cucharadita de azúcar por cada porción (de 240ml).

4.      Otra alternativa  puede ser preferir aquellas bebidas  con sustitutos de azúcar o “light”  (que  le dan el sabor dulce a la bebida, pero aportan menor cantidad de kilocalorías que una bebida con azúcar). Siempre y cuando cuides también el tamaño de la porción y la frecuencia en la que bebes este tipo de presentaciones. 

5.      Evita tener refresco en casa o en la oficina  para no abusar de su consumo, en ocasiones es mejor no tener tentaciones a la vista.

6.      Realiza actividad física, esto ayudará a contrarrestar  el aumento de peso y puede motivarte a beber más agua.

7.      Si consumes bebidas alcohólicas, procura  incluir  agua  mineral o natural en su preparación en vez de refresco.

8.      Agrega hielos a tu vaso, ocupará espacio y ayudará a diluir tu refresco preferido. De esta manera tu refresco estará más diluido y contendrá menor cantidad de azúcar.

9.      “Sustituir jugos por refrescos” no es la solución ya que estos últimos, también contienen azúcar, sería mejor preparar agua de frutas con poquita azúcar o aun mejor sin ella.

10.    Si tu preferencia, puede más que tu voluntad. Camina 30 minutos, después de consumir refresco. Esta será una buena asociación que te ayudará a instalar un buen hábito en  lugar de uno nocivo.

Cuéntame y a ti  ¿qué te ha funcionado para disminuir tu ingesta de refresco?

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.