El embarazo es una etapa en la que existen múltiples cambios en tu cuerpo, razón por la cual debes estar preparada para cuidar, de la mejor manera, cada elemento de tu estilo de vida (hábitos, trabajo, costumbres, alimentación, etc…). De esto, dependerá el buen desarrollo y crecimiento de tu futuro bebé.

“El estatus nutricional de una mujer embarazada puede afectar el resultado del embarazo; por ejemplo, durante el primer mes de gestación la madre debe estar bien nutrida para que la placenta que se forme sea sana” (Lutz Carroll, 2011). La dieta es un recurso que no debes perder de vista, sobre todo si eres vegetariana.

Bien, si éste es tu caso, es importante saber que durante tu embarazo debes cuidar la calidad y cantidad de alimentos que consumes diariamente. Además de que, tu estilo de vegetarianismo (depende los alimentos que excluyas, por ejemplo: huevo) determinará la medida en la que deberás realizar ciertas modificaciones dietéticas, para garantizar un embarazo exitoso.

Por una parte, la energía que necesitas consumir a través de los alimentos, depende de las actividades que realizas, así como, del trimestre de embarazo en el que te encuentras. No precisamente se debería “comer por dos” como decían antes las abuelitas. Lo más recomendable es consultar a un Nutriólogo Profesional, quien te podrá prescribir un plan de alimentación individualizado.

El crecimiento y desarrollo de un nuevo ser, dependen de ciertos nutrimentos, dentro de los que se encuentran: proteínas, hierro, calcio, ácido fólico, vitamina A y D, cianocobalamina y ácidos grasos omega 3 y 6. Algunos deben ser suplementados.

Además, es conveniente que recibas una orientación clara y precisa sobre los alimentos vegetales que debes preferir. En este grupo, existen algunos con proteínas mejores respecto a otras.

Finalmente debes considerar, la posibilidad consumir un suplemento proteico, ya que, “el aporte dietético recomendado (RDA) de proteína en embarazadas es 54% mayor que para las no embarazadas” (Lutz Carroll, 2011) y en ocasiones una dieta vegetariana estricta por ejemplo, es un caso que lo requiere.

Y tú… ¿qué nos puedes compartir sobre tu experiencia siendo vegetariana en esta maravillosa etapa?

 

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.